Echinacea

La echinacea es sobre todo reconocida por estimular el sistema inmunológico, ayudar a evitar el resfriado común, y como remedio eficaz contra la gripe. A diferencia de los antibióticos que están diseñados para matar todas las bacterias, la equinacea ayuda a nuestro propio sistema inmune preparándonos para lucha contra las bacterias y virus, disminuyendo los síntomas y el tiempo de recuperación en la convalecencia.

Otros usos de la echinacea son el alivio en afecciones de la piel como eleczema y la psoriasis. Ayuda en la mejora de bronquitis, candidiasis, herpes, entre otras infecciones.