Vitamina C

Aumenta las defensas estimulando la actividad del sistema inmunológico

Potente antioxidante, promueve la salud del corazón y las articulaciones

Reduce la intensidad y duración de los resfriados y la gripe

Es necesaria para la síntesis de colágeno (componente estructural de los vasos sanguíneos, tendones, ligamentos y huesos), la síntesis de la carnitina. La carnitina se encarga de llevar los acidos grasos a las mitocondrias para la producción de energía.

La vitamina C también desempeña un papel importante en la síntesis del neurtransmisor, noradrenalina. Los neurotransmisores son esenciales para el funcionamiento del cerebro y se sabe que afectan al estado de ánimo.

Previene enfermedades degenerativas como el cáncer y Alzheimer.

Previene la aparición de enfermedades cardiovasculares

Evita el envejecimiento prematuro

Facilita la cicatrización de los tejidos

Facilita la absorción de otras vitaminas y nutrientes esenciales