Calcium

El calcio es el mineral responsable de los huesos y dientes fuerta, el cuerpo lo utiliza para una adecuada contracción de los músculos y conserva el buen funcionamiento de los nervios.

Los iones de Calcio actúan en el organismo como cofactor en muchas reacciones enzimáticas, intervienen en el metabolismo del glucógeno y, junto con el potasio y el sodio, regulan la contracción muscular. Es conocido por cumplir un papel clave para la salud de los huesos. Es esencial para el crecimiento y la formación de hueso nuevo y para mantener la fortaleza y la densidad de los mismos. 

Ayuda en el tratamiento y la prevención de la osteopenia y la osteoporosis (huesos frágiles que se rompen fácilmente). A menudo es utilizado para controlar los altos niveles de magnesio, fósforo y potasio en la sangre, también puede ayudar a controlar la presión arterial alta, ayuda a mejorar los síntomas del Síndrome Premenstrual.